Textos desde 2007 a la actualidad.

"...Yo sólo tengo esta pobre antena
que me transmite lo que decir..."

28 mayo, 2009

El vuelo que me trajo a tu medida con tanta
desmedida. Toda soy en vos y no del todo.
Cocía sopas, tierra de azúcar en frascos,
pociones no me importa el olvido, sequía
de amores desamados. Un tenedor de
desandar caminos le abrigaba el secreto.

26 mayo, 2009

Quién levanta Palabras en la Torre de
Babel, azul, papel vencido, y se asoma
puente, mesa, locura Humana,
toda cordura.
Tu rama enciende y desnuda madrugadas
solas, manteles conocidos. Alguien cuenta
las migas del pan que devoramos, lentos,
el pan que, lento, nos devora.
Te vi cabalgándome la sombra, y era mi
asombro el que iba, cabal, ganando tu
certeza de cuchara en mí, tan dulce mi,
tan tu bocado.
Este viento me aventa, roza mi Poesía desde
atrás. Equivocado. No hay lecho, no hay
Procusto. Digo y desdigo. Mirá mi vuelo
de gorrión ladino, viento, ventana,
futuro. Mi Poesía.
Soltá el grillo.
Dónde estaban el grillete, el pie, el establo.
La casa que soy no lava miserias ni cárceles
de sol. Limpiá tus espantos, todos, juntos.
Ahogalos.
Quiero mi grillo.

15 mayo, 2009

Neptuno me provoca, me arroja mares,
me hace océano, me devora en su boca
de agua, y yo lo beso en plena corriente.
De qué vale romper en pedazos la maceta o
guardar uvas en bombachas viejas.
/Semillas y recuerdos/.
La verdad hace vocales bajo los puentes.
El techo de Pompeya fue su ceniza,
y a su pesar, el amor sostiene el testimonio
de dos cuerpos abrazados.
Hoy te despedía. Vos te hacías
Trazo y yo, tu eterna Poeta.

A Vicente.
Puedo ser virginal, tan Magdalena.
Las piedras se confunden lluvia, y yo
ni siquiera lo comprendo.

09 mayo, 2009

De la piedra a esta piel, mientras las
ramas se hacen hoja, me yergo obstinada,
cuando ni siquiera entendí por qué fue
mi nombre quien me trajo.

05 mayo, 2009

En la noche, tu remo entre mis
piernas... ¿dónde era el río?
Caer en el error, que se afrenten las frentes
de melones maduros. Ensayar la tachadura
en una sobria y sostenida huelga de Paz.
Cuento azar y azahares. Del segundo,
aroma y pétalos. Del primero, soy
la cifra secreta y él me numera.
La casa del bobo aloja desazones, puercos,
verdugos, heridas solitarias, nueces secas
secas secas de tanto desalojo.
Así de vacía es la Palabra cuando
no te escucho.

02 mayo, 2009

Adán, renuncio a tu costado, tal vez venimos
de la misma astilla, y diversos y juntos nos
estamos amando a pesar de todo el paraíso.
El alma tiene esa cuchara que ancla
sopa de soles, ternura de extranjero, hambre
de ponerse todos los cobijos.
Hoy fui interrogada por mi propia violeta.
Juan de la sombra martilla sus
costados para no perder ausencia.
Cargó luna de alas. Noche. Traspasada de
lado fondo, en claroscuro, se confirma en
su propio destierro, esa mariposa en negativo.
Los gorriones beben luna de luna en
los charcos, beben eternidad.