Textos desde 2007 a la actualidad.

26 diciembre, 2012


Desde el fondo de mí busca
sus ojos de tinta, me desgarra
en unidad delatora y se escribe. 

No me defiendas del azufre, la carne
está en el mundo para profanar su texto
Mi letra ya perdió su primera pureza.

Empuja su violeta hacia el borde,
su color deshoja tardes,  
cornisas de verbo y juglaría.

14 diciembre, 2012


Un látigo de hielo en los cristales,
la noche mira cómo  galopa mi luz
y el viejo amor se junta con la vida.

El alfabeto hablador canta
en casas desconocidas,
hasta la hora del vino, canta,
y no hay boca que lo ampare.

Muerde herrumbres en la cocina
esencial. Tritura palabras y no sabe que
las tiene entre las manos y los pedazos.

Hace vendimia de los días
con sus pies que no son.

La luna empuja noches,
un pájaro llora en su borde.

Fuega,
atrapo sus silencios
mientras se va,
visita en plena huida
me deja su chasquido
y un puñado de Letras
en suspensivo.

02 diciembre, 2012

28 noviembre, 2012


Mar que me residua, pampa-barro
su leche,
una luz la hunde y hace lenguaje.

Ella existe entre dos Poemas,
saca río del agua, calla en vendaval.
Esa boca de memoria escucha
en papel piedra.

No disculpo al adiós sus dedos
de soga.

A Vicente.

Un pespunte caliza que luego
hierba, que luego pico, que luego
branquias, que luego alas.
Hoy, con tanto y la palabra,
arde en su péndulo sin grillos.

Hierba sin suelo
está
donde se ausenta.

08 noviembre, 2012


Bebe de su madera, añora
las mañanas de leche.

Canta al borde de su navaja y afila
su letra en el metal de esa melodía.

La mariposa es una mentira breve.

La arruga del aquí,
bolsillo de otros presentes
y sus abismos.
-No habla, tu esperma no habla,
lo decimos juntos.

Se lee en las cuentas del espejo
de lado a lado
en toda su travesía.

-Poeta, no abandones tu Poeta.

01 noviembre, 2012


Hay una jaula en el pájaro
un árbol  estaciona las mañanas,
lleva escrito todo el futuro, ayer.

Una huella sostenía su sombra, 
la flor que lo despide,
esa hoja.
Unas manos desnudas golpean
puertas sin nudillos
y alguien dice, -fue ayer.

En la piedra, el silencio es un tallo.

Llueven gaviotas de madrugadas
y un viento preso empuja
la mano que me escribe.

Roto el lenguaje en sus espejos vuelve
el grito primal, el agujero de la
lengua en un cordón de placenta.

27 septiembre, 2012



Se calzó una gota de silencio
como una hazaña.
Levantó los pies dormidos
en un hilo.
Porque se sabe de tiempo,
al costado,
en su espesura, aguarda.

La chapuza de estiércol hunde la memoria,
sombra que vaga en su reflejo.

Entregó su lila una noche de Guijarros
entre candiles y velas de almendra.

06 junio, 2012

15 mayo, 2012


Vendrá la lluvia clara que me diga,
-volvé a la sombra, al ruedo
de tu siembra, yo te agencio el olvido.

Carta de vos. Hoy, por vos, siempre.


Buenos Aires, un día, siempre.


Esta carta que escribo para no escribirte. Para insistir en la imposibilidad de que ésta, otra, alguna carta exista y sea un medio capaz de abarcar algo de mi palabra, de vos, de mí, de algún pasado nuestro.
Sería infame pretender conocer tu dirección actual pero las cartas no están hechas para no ser mandadas; entonces, es infame y doloroso que desgrane palabras por este agujero infinito de tu invierno. Y sin embargo, lo pertinaz persiste, mientras otros papeles tuyos se desordenan en mi escritorio.
¿A dónde te envío mis señales absurdas de destino después de casi quince años? Absurda yo, en realidad. Irreverente de tiempo. Yo, que no sé de verdades reveladas, que quisiera cambiar la rotación de este planeta y descender la escalera del tiempo hasta vos, para encontrarme en tus enojos y tus amores de mí, por mí; en la que fui de vos, por vos y de mí.
¿Qué me explicaron de escaleras temporales y de inviernos, los días del amor? ¿ Con qué argumento me quedo hablándole a la vida de tu pelo castaño y tu mechón dorado? ¿Con qué memoria que me desconozco sostengo tanta memoria de vos, y te sigo hablando en el silencio, en la absurda esperanza de que estalle la cuarta dimensión en medio de nuestra cama de ayer, que ya es sólo mía? ¿Con qué locura extraña y sabia el amor encuentra sus espacios para persistir después de tanto? ¿Cuál es la trampa de tu nombre que me dejó enredada en esas siete letras que sigo amando, en ese orden maravilloso que su cadencia indica? Y no hay otro, y yo me desconozco en tal obstinación, pero así es este laberinto de tu nombre de ayer, que sigue irrumpiendo en cada presente indefinido, infinito.
¿A dónde van las cartas sin destino cierto, a qué extraño buzón, en qué boca atemporal arrojo estas palabras de siempre y para siempre? ¿En dónde te cuento que la vida sigue, y es buena; que, como te prometí, yo estoy tejiendo y destejiendo los futuros que no tuviste? Vos, todavía, me debés algo de olvido, amado Vicente.

Tu Amor, siempre.

10 mayo, 2012

"Si te vas a equivocar que sea con una oportunidad."

/Del Catálogo de Filosofía de lo Cotidiano de VirginiaEdit/

12 abril, 2012

No soy tu violeta, soy tu lucha.

En la casa del pan ponía ausencias
de harina y olía su sombra
hasta el destierro.
El cuervo no come de su pico,
almuerza de la ausencia.

-Penitente de sobras, donde auguras no llueve.

Sobre la piedra del mundo, sus manos    
de agua, amarrando soledades.

Fusilaba las sombras
y las sombras de las sombras.
Tengo frío en los nudillos
y a mi espalda, nadie, -se dijo.

Molesta su luz de caracol
su destino testigo de testigo
los ojos en la voz
tanta insistencia en
resistir.

02 abril, 2012


Soy un rincón de alas migrando y sostengo
mi nombre como una fundación,
en las mañanas esa tinta me amanece en
repetidas intenciones, y voy de la cereza 
al día, estrenando retazos como galas.

01 abril, 2012

24 marzo, 2012

14 febrero, 2012

08 febrero, 2012


Y en el cartel final decía,
-aquí el silencio impone su indecencia.

A Luis Alberto Spinetta.

22 enero, 2012


Pasaste por mi luna veintiocho veces,
una vez, la pleamar, una baranda en
el confín de mí, un augurio.

El Poeta mecánico orfebra
desdice de la Lírica y orfebra
Pule piezas y orfebra la máquina
imposible, el reloj de la lengua
el canon subacuático donde la
Poesía deshoja seca.

Se miró en el banco de sombras
Toda una salina
Su sal demoliendo estatuas
Y el agua reclamándola.

01 enero, 2012


Por qué debiera ser escéptica, y soldarme al dios
del infortunio, y gastar los zapatos en suelas
huecas, y olerme la esperanza antes de usarla.

2012.


Y porque Cortázar lo dice mejor:

"Mira, no pido mucho,
solamente tu mano, tenerla
como un sapito que duerme así contento.
Necesito esa puerta que me dabas
para entrar a tu mundo, ese trocito
de azúcar verde, de redondo alegre.
¿No me prestás tu mano en esta noche
de fìn de año de lechuzas roncas?
No puedes, por razones técnicas.
Entonces la tramo en el aire, urdiendo cada dedo,
el durazno sedoso de la palma
y el dorso, ese país de azules árboles.
Así la tomo y la sostengo,
como si de ello dependiera
muchísimo del mundo,
la sucesión de las cuatro estaciones,
el canto de los gallos, el amor de los hombres."

Happy new year  de Julio Cortázar.

Y yo agregaría eso que pedimos siempre, lo digamos o no, Salud, Amor, Creación y que no falte pal puchero.
Que quienes vienen de alguna noche tengan su día, y los que vienen del día, lo sostengan luminoso.
Que no falten manteles cuadriculados con migas de amor y de amistad.

Mi abrazo a todos.
Virginia.