Textos desde 2007 a la actualidad.

Brevedades. Que los Trazos sean flechas
como las que arroja el Inconsciente cuando
nos deja arrojados.

27 diciembre, 2017

Trazos prosaicos.

Dejarse tejer por la Palabra y que la sombra diga detrás de la Trama.
.......................................

No escuché el Mundo, estaba a la sombra de alguna obsesión pero no di con esa Palabra.
................................................

A la madrugada, a la hora de las hechiceras, enciendo el fuego de la Letra sobre las 
baldosas, pero se escapan. Indigna yo, muriendo de Palabras, y tan muda.
.................................................

25 diciembre, 2017

Navidad diciembre 2017.

Tintinea, viene como el trigo,
como las almendras y las castañas
viene anunciando que viene a fundar
tu Mundo, otra vez.
Pongamos Magia en el tiempo
secreto de los tiempos.
..........................

Feliz Navidad a todos los queridos Pasajeros de Trazo.
nos unen años e intensidades, nos hilvana este taconazo 
entre brevedades y Silencios que es la Poesía, 
y yo lo siento premio divino.
Gracias por estar tanto, siempre.

Mi abrazo para todos y cada uno.

Virginia.


23 diciembre, 2017

Eran islas, desiertos temporales
los trozos de lejos
los trozos de cerca,
ninguna pasión en esa tierra
ningún reflejo, ni barca, ni pasión
sólo la orfandad de la genética
que dicta cuáles cuerpos heredan.
Hay siempre ese Poeta que mejora
tu Humanidad
que limpia el día
que pone en tu falda el Mundo,
la fruta de la loca sombra,
del silencio.
Detengo la Palabra,
cae el silencio que separa
la raíz de la mordaza.
La loca duele los Poemas
hasta su Poeta
dejará de amarse si su cuerpo
no reconoce la Palabra
Verá que junio fue y no insiste
y que su huella queda sólo
en el desierto o en el agua,
El vientre de un hidrante busca
su carne.
Era Instante y causa
Era un cristal,
una plegaria.

22 diciembre, 2017

Se va a la soledad del perro
a vivir en el ladrido
en la astilla
Campo yermo sin letra
ni colores.
Tan noche
tan recién legada.
En el borde alguien
escribe su historia
que ya fue escrita.

11 diciembre, 2017

Una cuenta, un cuenco, un pronombre que cae
llevamos imposibles, confundimos cosas con Palabras
El mundo se descifra en las minucias.
Tartamudos entre calles y relojes
aturde esa lluvia sin sal
Cabe tanta nieve en una boca
sin Palabras
nadie camina su sombra los días
de asfalto.

19 noviembre, 2017

Sobre la herida, una almendra
y el olor del alba.
Nadie le habla a su infancia sin tocar las
mejillas de ayer y los dientes que llevó
la leche.
Sanar al aire de la luna sin decir mamá,
es hoy.
Todos son momentos
y los momentos
pasan.
Criaturas roídas en
su nombre
pájaros tristes,
raíces destinadas
a otro mapa.
Escucho los aleteos.
Presa en las manos de siempre
los azahares rojos, los arrabales
del deseo cantándome bajito
desde algún rincón.
El lento abrazo del Poema
Inacabado.
Con tu bala de nada
todo, a todos.
Tu barredor de guerras
no alcanza.

18 noviembre, 2017

Era una carta, un título del universo
una falta del amanecer
y buscaba las puertas en la lágrima.
Aquella tristeza queda en
la casa del frío.
Amémonos en la oscuridad
de la violeta.
-Corazón negro, pedazo duro de humo
gira tu tómbola caimán. Pulido y arrastrado,
en tu vida de laguna cosa la hiedra oxida.
Perros  y lirios en la costura del amor
ocurre olvidarse esa parte de la luna
esa parte de la parte.
Invisible belleza
descuido de velero
mar
abre tu anillo,
tu ojo de león
tu ancla hermana
Sé milagro y testigo.
Escríbeme sobre el reflejo
sobre la cuenta de mí
de cien a uno en orden regresivo
hasta que el destino nos reúna
en el lugar menos establecido.
Ansiosos y prohibidos, éramos tabaco
pecaminoso, barcos sin corazón
objetos de mar.
Cinco sueños,
cuatro mulas de Dios,
tres silencios
Tuvo que soñar
quedarse encadenada
a la lluvia
al aroma del olvido,
disuelta
húmeda
apacible.
Sólo la violencia del lugar obliga
a la belleza
a perforar esa vigilia
y acostumbrarse.
El lazo que ponías a mi cuenta,
complicidad de huecos
manos afuera.
Quién te pide poesía
quiero esa olla  imposible
que resuelvas el guiso de la infancia
tantas manos adentro.
En la batalla, cualquier barro es
Lengua vagando sin cuerpo.
Invoca el mar asida a sus diéresis
un enjambre de pájaros la miran
no hay hilo ni señal.
la rosa desnudada
el minúsculo golpe en el cristal
y los pájaros migrando solos.

02 noviembre, 2017

23 octubre, 2017

Ahora que la historia es
un mapa en la piel, y crecen
siglos debajo de las uñas.
Destinados a creer, tartamudos
un Mundo tartamudo
Falta cielo
Sobra sangre en la lluvia
Destinados a las hojas secas.
-Tómeme de la rama
yo le doy este dolor de viga
esta noche sin tejados
este debajo sin hermanos
donde no crece el hogar.
La escama hace su bacanal
en el vientre del pez
y luego reza.
Junto lunas y agua
no alcanza,
la noche no se detiene.
Sin ríos ni madre
el nombre dividido
sin deseo,
de cacería
van,
detrás de la locura
y la soga atrás.
Después de tanta lluvia,
tanta lluvia otra.
El último territorio es la
propia sombra.
Sobre la losa, el origen
la aguas clavadas a la raíz
una molécula
Alguien se posa en el centro
de las contemplaciones.

22 octubre, 2017

No cabe tanto mundo y tanta sal
en ese río.
Lejos, el asfalto cuenta calles vacías.
No hay arenas ni pájaros,
no hay mar que diga.
Calcar el mapa de unas
yemas, para siempre.
Consolarse con la mugre
con la nada que cae
como la noche.
Solo,
con los pájaros
haciendo magias con tanto silencio
sembrando cauces
afuera,
dónde.
El hombre de los ojos dice que su torso es nada
que los días son testigos sin brazos
que ha visto parar la madrugada sobre una tabla
que los faros doblan antes de llegar.
Lo nacido se abisma al borde
de una rosa.
Cabemos en esa herida
oigamos la sal
el ruido de hojas secas.
Atado al plástico, eso no es Palabra,
es -paren, es la bala en el musgo.
Un pueblo de perros, todavía,
los mismos solos
los mismos vientos.
Pócima Tribal para la cura.

Manos tibias, algunos
sueños
y el revés de la piedra
la Palabra.
Un hueco de pronombres
La minucia de los días
las horas cayendo.
Lo que cabe en tu boca y esta
lluvia de sal.