Textos desde 2007 a la actualidad.

Brevedades. Que los Trazos sean flechas
como las que arroja el Inconsciente cuando
nos deja arrojados.
..........

Y el infinito Trazo se sigue escribiendo.

10 julio, 2019

A los Pasajeros del Trazo.

Querida Gente, un aviso:
este Blog carga con lentitud, si eso les ocurre y les parece que se les cuelga, esperen, denle una oportunidad a esos tiempos, si lo desean, y así podremos concretar el encuentro.
……………………………..

Me gusta darle una oportunidad a la espera, ese trozo de silencio que siempre habita la Palabra, la creo también una manera de la Escritura.
Si se diera alguna demora será siempre, y entonces, una manera de mi Trazo en esa  otra Escritura. 

Muchas gracias a los Pasajeros del Trazo, a los declarados y a los silenciosos.
Agradezco amorosamente a todos los Pasajeros que sostienen con tanta lealtad su permanencia, soportando mis demoras y hurgando entre Los Trazos para recrear la Letra más allá de la Escritura reciente.

Que ruede la Letra, y que sea posible en su imposible.
Y por supuesto, siguen invitados siempre a vuelta de Pluma.
Mi Abrazo para todos ustedes.
Virginia.
Los Trazos.

Brevedades.

Que LosTrazos sean flechas como las que arroja el Inconsciente cuando
nos deja arrojados.
.......................................

Poemas al Trazo. Letras Breves.

Si la Poesía entrada Silencios da dos taconazos y nos deja
en el lugar más centrado de la Existencia,
es tan Poesía.
................................


Jirones y Brevedades. Bordes y desbordes de la Palabra .
Quien se deje ganar por la flecha del Inconsciente no importa con qué procedimiento lo realice, importa con qué  valentía lo cometa.
Hay Poesía si hay valentía cometida y la voz del ventrílocuo burlando la palabra vacía.
El Poeta se atreve a su ventrílocuo a su pesar, a contra-canon.
Des-trazar, descerrajar la Palabra para entregarla en jirones; desbordes en equilibrio Lírico, epopeya incorrecta, como todo lo Bello.
Entonces tan Bello, tan Poesía, si lo logramos.

Sólo quedan plásticos cayendo,
algunos gritos doblados en su sombra,
una onomatopeya,
un par de faroles rotos,
unos pasos en el pecho de alguien,

Se han llevado las carnes y los besos,
llevá estas lágrimas a tu mar
a ese río de pìedras, a los pedazos que
corren por ese pañuelo, a los retazos
de ese jilguero malo. Caeme de su jaula
y que su boca se llene de ese río.

Naufragar en cal, entre las anchas
dulzuras perdidas.
Asombrados.
Secando alaridos
El oleaje en un pozo es la forma
del pavor.
No hay vientos dóciles afuera,
la avaricia dejó sólo un rastro
olvidado del Mundo.

Esa pena tan fácil y tan noble
como una gota que quita y da silencio,
esas manos de mar que oyen al sol,
que devoran la miel
y ponen furia dulce entre la palmas.

Qué cuerpo es ese que cae sobre la luna
sobre una boca
sobre una mujer.

Salvo la mariposa, la tierra es arte,
es amar al revés entre papeles de aire
y verte en el hambre del Mundo
sin llorar este cielo.

Ser la muchacha aquella que hacía rechinar los espejos,
brillante en tiempos de bocas y de ojos.
El tragaluz de la historia moliendo dulzuras, Ave realidad.
Hoy un silogismo hinchado se estancó en todas las veces
de cada día, golpe sin hilo, llanto de metal.
La muchacha que escuchaba el agua vuelve a esos torrentes,
se vuelve,  y desnuda sus vientos mientras ve desfilar
el horror que también vuelve.

No serás niño
nunca te tocarán millones
no serás la muerte de un lugar
ni la cosa leve
En la puerta del padre nacerás
con el Mundo
apenas.

Va vestida con algunos siglos, quiere
ser hilandera. la larga gloria de la carne
en el Poema colocado.

Nada en arena cuando los pájaros,
cuando la ciudad emigra y ella
pone su mar.

03 julio, 2019


Toda la calle muere mientras declinan
las últimas rosas. Herido, sin testigos
ni ley. Nacido dónde. La noche más fría
es la lírica de un gato acorralado.

02 julio, 2019


El cuchillo en la almohada y la Palabra
cayendo sobre nosotros
Quién habla de Barcelona, o del frío,
o del vaso de la memoria?
Tocar la puerta errante con el dolor
del Lenguaje y que se haga la magia.

27 junio, 2019


Aturden  los huecos del Mundo,
la sal en las minucias
la sílaba en el número
en la Palabra, una boca, y las
horas consolando a los relojes.

23 junio, 2019


La furia prometida
Los favores de sangre
Las maldiciones
El odio sin mediodía
Las mentiras sagradas.

Los orígenes llegan con su
éxtasis de especie. Es tarde para
los bordes perdidos, son color, son
una tarde detrás del Universo.

Como una camelia pobre entre las hojas,
una gema de azafrán, una lámpara maga
ser eterna en un único perfume,
entre círculos de aceite.
Eterna, -se dijo, a solas con la noche.

Los escucho descalzos, con las manos de lado,
en el silencio antiguo de asfalto y dolor.
Los he visto en pasos rituales, al filo del pronto
y la madera, un Congreso de tierra y sombra.

Queda ese Poema en el aire,
como un fresco
como escaparse  a ninguna
parte,
como sentar el sol sobre una
promesa.

Lo bello se posa en el cansancio
de los malos días.

El azar viaja  en las parcelas de un cristal detenido
Ese lugar tiene el tamaño de la tarde.

Ella, con su pollerita bienvenida, tan temprana,
cantándole a esta otra tierra,
dónde estará.

Sucia de tanto desamor de amarlo,
con la mirada de su herida, la de él,
al borde de esa luna de vino, como bautista,
tiraba su piel de pimienta a los lobos.
No era una pesadilla, era un pronombre.

Ascenderé la daga hasta el lugar del ángel
la sandalia del hijo pesa
y se lleva el corazón hasta el hueso de Dios.

Busca su furia, el nudo del medio
la magia antigua del amor, ese dinosaurio.
Se desorienta el viento, transparente,
en un mundo de transparencias.

Olvida mediodías, busca sus mares y sus lunas
Con la edad del tiempo, todo hoy, busca los ropajes.
No te cuides de ella, es la madre del sol.

Antiguo oficio,
animal detenido entre siglos
en las entrañas de una lengua,
péndulo que vaga,
destinado dolor nuestro
raro hechizo
abusivo
dicho.

Monedas negras en lenguas amarillas.
Monedas negras en lenguas
Monederos que se hacen lenguas
Negro
Amarillo.

09 junio, 2019


Una esfera sin curvas, un borde
que se adentra, un amor, un desamor
Ese veneno que cruje su luz.

Duerme sobre el puño, del lado
duro del amor.

Tiene un abuelo inabarcable y su contrario,
le dan océano por agua y un cuchillo
lo hunde nadie en la piedra.

-No comeré infinito, mamá, aunque 
mi nombre quede abierto
y la Palabra.

Está su Poema roto entre agujeros
ninguno pronuncia el nombre
ninguno quiere ser silencio.
Tu nombre debiera golpear en mis paredes,
hondo y mariposa,
como París
como si vieras mi miedo
y mi flor
y que París nos espere.

Juntaba arco iris mientras octubre.
daba forma a la paciencia,
a las maneras del Amor.

La humanidad aún
Aún tu sombra, los pies del día,
la gente feliz
Aún el último Poeta
Aún tu huella, el camino a otra Iglesia
Aún lavarnos el último frío
Aún otro aún
y este Planeta aún.

05 junio, 2019


Llevaba Mundo entre las yemas,
faltaron mares.

Las manos le quedaban en
el saludo
y la lluvia aprendía de esas
cadenas,
diminuta mano, oscura y
menguante,
polvo de alguna traducción.

04 junio, 2019


En qué combate voy a tu corazón,
con qué justicia campesina será el invierno
de abandonar piedades,
estallarlas en el estrépito de los días
Vos, tan lejos tuyo como un papel deshecho.

02 junio, 2019


Los muslos al sur, la piel al mar, la evocación
botánica, el olor de los bordes.
El éxtasis es un lugar perdido, llega de a mares
y continúa de a cientos.

31 mayo, 2019


La herida se anuda, hace pacto de sed, insiste
en una trama ilesa debajo de una prensa.
El verso suave es un rayo en esa falta incierta.

En la arena, amontonados y apacibles
mutuamente vencidos
porfían.
Serán otra vez un tierno atajo
del Mundo
Batalla sin derrotados
sin costa
sin tierra prometida.

Estaban los cuerpos con sus polvos y sus glorias
para recoger las cuotas del amor.
Era una danza sin fin, la ejecución de una flor.

Mirame -le dijo a su mirada, escribime -le dijo a su Poeta.
En los pequeños Mundos donde las Palabras no sirven
ella refugia su nombre en el viento.

Los restos del pimiento en la cocina
El duelo del minuto
La lluvia que no es
La madre, ese fragmento, vuelve
sin entrar
Emily lo recita entre sus bastidores
de esa única casa
Se hunde la Palabra en esos versos
que anuncian celibato
tempestad callada
un piano.

Ella cree que al espacio lo sostiene
una Letra y su pérdida,
ese hilo bebedor y semblante.

La noche se enciende detrás de la cortina
sin nombrarla
amarse en verano con la honra suspendida
en el tácito de las Palabras.

26 mayo, 2019


Apresados en sus giros,
en colisión,
cuerpos pacíficos en la acrobacia
del abrazo,
en la redondez de ese nosotros
que consume el instante
y permanece en un puñal
de gozo.
Es un centro donde coinciden
los añicos,
el aire retenido,
cuidar la nada.

Hay que doblarle las rosas a los nacidos de la vida
atar de muslos al que sueña
ser la analogía sustancial de lo urgente,
la prosa que apunte a lo concreto
un estado de cuerpo sin deseo
Prohibida la Poesía.

Los enemigos taparon el rayo
con Palabras, entre animales
y juegos de Dios,
con hilos del odio y cuentos
hostiles.
Desde el átomo a la piedra,
la lluvia de cal,
otra vez,
en la guerra del hierro.

Al borde de nadie, heridas las
cosas y los misterios, tu eco.
Ese sonido es una lírica,
un Poema para siempre.
Doblado tu Ser por tanto ser.
el mar soltándote las manos,
soltando las mías, vos, hoy,
el día después de tu después.

Cenizas de rubíes,
el cuerpo dura,
la pasión ha sido entre la arena
y la rabia.

Los fueguitos de la luz, 
las guerras del alba y la gula
morena de parir Palabras.

Y le apuntó con su barquito
de papel.

A tiro del amor o de la sombra, 
con un puñado de puños en tiempos de olvido, 
en una repetición que nos permite enumerar 
la especie, sin lenguaje natal, situados
entre el Mundo y el Poema.

08 mayo, 2019


No entregues tu pantera
las garras del puñal
La luz ajusta sobre el pan
las manos vaciadas,
la primera partícula,
el lenguaje.
Sorprende el temblor de las
esquinas y la paredes sin pasos.
El eco lleva su penumbra y su luz
cuando el frío queda derrotado.

Un verdugo de piedra sobre un jilguero tira
de un corazón de mar mientras el sueño
sueña su retazo de Dios.

Hubieron heridas y desamor
otros amores,
lunas que nunca fueron
amores agradecidos
otras noches.

Vuelve el urgente azul
el fuego del chacal
asesinar el hambre con
una antorcha
pegarle a la vida
Quiere tu corazón ser un
lugar de cobijar palomas
mientras la tierra choque
entre los pies.

Juntar los pedacitos y las Palabras
el oficio del cristal.

06 mayo, 2019


Esa mortal presencia y la razón
de las rosas y los umbrales.
Quién le pide certezas a los patios
o a las manos del frío.
Adónde va tu zona inmóvil cuando
el sueño es el lugar ausente.

Ella se asoma con tantos ojos, cuenta
las colillas y los perros, los vinos cansados
y las espaldas. Guarda el amor en las viejas
carretillas, en las llaves usadas.

No me dejes en el miedo brutal
naceré ajena y lloverá lava sobre esta sombra
Quedate viento y aturdime
Tanta luna de mar.

Es un momento, apenas un
destello  que toca mi animal, mañana
será manada, tierra que desdice
y tragará sus aguas.