Textos desde 2007 a la actualidad.

Brevedades. Que los Trazos sean flechas
como las que arroja el Inconsciente cuando
nos deja arrojados.

14 mayo, 2018

A los Pasajeros del Trazo.

Querida Gente, un aviso:
este Blog carga con lentitud, si eso les ocurre y les parece que se les cuelga, esperen, denle una oportunidad a esos tiempos, si lo desean, y así podremos concretar el encuentro.
……………………………..

Me gusta darle una oportunidad a la espera, ese trozo de silencio que siempre habita la Palabra, la creo también una manera de la Escritura.
Si se diera alguna demora será siempre, y entonces, una manera de mi Trazo en esa  otra Escritura. 

Muchas gracias a los Pasajeros del Trazo, a los declarados y a los silenciosos.
Agradezco amorosamente a todos los Pasajeros que sostienen con tanta lealtad su permanencia, soportando mis demoras y hurgando entre Los Trazos para recrear la Letra más allá de la Escritura reciente.

Que ruede la Letra, y que sea posible en su imposible.
Y por supuesto, siguen invitados siempre a vuelta de Pluma.
Mi Abrazo para todos ustedes.
Virginia.
LosTrazos.

Brevedades.

Que LosTrazos sean flechas como las que arroja el Inconsciente cuando
nos deja arrojados.
.......................................

Poemas al Trazo. Letras Breves.

Si la Poesía entrada Silencios da dos taconazos y nos deja
en el lugar más centrado de la Existencia,
es tan Poesía.
................................


Jirones y Brevedades. Bordes y desbordes de la Palabra .
Quien se deje ganar por la flecha del Inconsciente no importa con qué procedimiento lo realice, importa con qué  valentía lo cometa.
Hay Poesía si hay valentía cometida y la voz del ventrílocuo burlando la palabra vacía.
El Poeta se atreve a su ventrílocuo a su pesar, a contra-canon.
Des-trazar, descerrajar la Palabra para entregarla en jirones; desbordes en equilibrio Lírico, epopeya incorrecta, como todo lo Bello.
Entonces tan Bello, tan Poesía, si lo logramos.

Lejos de tu cuerpo soy una isla
sin puerto,
un  juego sin prisa,
un -dame una mañana más,
con vos,
otra vez, mi amor.
avec toi,
une fois de plus, mon amour.

Devorar tantas Palabras
para escribirte
deshojada.


Leerte de perfil descosiendo
el secreto
guardadas las manchas del
último vestido
y el frío
y la distancia.
En la puerta
golpeando
el crimen de la escritura
la traducción del fuego.

He quemado cenizas entre
mis piernas
Fui la traición de Eva
todo su barro.


Está escrito, y al escribirlo
he tocado la primera conjugación
del Universo.

Sea el orden de la serpiente y la verdad del mudo
la flor que divide y rompe la ley,
y esa camisa herida.


El tornado  mineral de lo angosto
el frío sobre la hierba negra del espanto
la voz del Mundo sin boca
La sal muda.

05 mayo, 2018


Un reflejo de mí te espera, mientras la tierra
gira y yo la acompaño, pero una camisa
me recuerda el día de verte nunca,
y se posan de punta los pájaros
de la ternura,
alguna tarde,
sin tregua,
aquí.

Dedicar la sombra a los volcanes, -mira su
tierra, no hay otra. El juramento fugaz
fue para siempre.

No escribe en Húngaro, no recita en estricto
Italiano el Poema mayor, pero escribe ahí
donde la Lengua agota el mar.

Orégano y laurel
La piel del amor olvidado
en una taza.

Un nombre cae al asfalto
No caben en el mundo los errantes
apenas caben los pasos
y las hojas
de otoño.

01 mayo, 2018


Escribir sobre las ruinas de los
griegos y las estrellas
Hacer arqueología
Y digo amor, digo sospecha,
los dioses paganos no contestan
y el hambre de la noche devora
cuerpos y árboles.
El sexo de los celos dijo:
-soy el Amo, el maldito Amo,
y fue ruinas sin estrellas
y ya nadie dijo.

29 abril, 2018


En el fondo hay una onomatopeya
un peligro nacido del silencio anterior.
Llega clamando, desvalido, con hambre
y escribe su maullido entre las sombras.
Nada de mi jardín quedó luego del
obcecado remoto, del próximo remoto.

Una madre de acero llora sin Palabras
sobre una piedra. El corazón sabe que
el miedo se derrama sin remedio, y sólo
una frontera dura muerde la lágrima.


La vida de los objetos y su borde,
esa herida clamando
como un faro.

26 abril, 2018


Embarcada en un trozo, en un aún
y el contrabando del amor
Ya no hay tribu ni cobijo ahora que
el viento la trasciende y sus cuatro
morales quedan olvidadas en el mar.

23 abril, 2018


No soy austera, no me desdibujo
detrás de las Palabras soy Humanidad
encarnada/desencarnada.
La Letra empuja donde soy desnuda.

22 abril, 2018


El filo de la Lengua son diez sonidos
un verdugo
y tantos peregrinos.


Con su ganado y sus ahorcados
pasaba, montada en su negritud,
y los hijos de sus hijos, pasaban.
Ha parido tanto, con dolor y
sin testigos. soledades negras
dos colinas perdidas.

Sólo es una orilla que escucha
y entrega pájaros.


Esos objetos tales y el mar, y el pecado en
una isla. -Te espero allí, en la línea del tabaco,
del cuerpo que éramos, prohibidos entre
trozos de nylon y rebeliones.


A tiro de aguas, mi otra versión,
la que perdura horas y estrellas
consigue y pierde
dona sus dones
funda un árbol infinito en
la piedra del desconsuelo.


Con punto arena cosía cada palabra
cada verso y reverso,
del otro lado, un demiurgo inventaba
sombra y silencio.

La inocencia de la luz, los dedos de la luna
la circularidad del amor y sus raíces.
Ningún siquiera, ningún tal vez poniendo
destino en los espejos.

19 abril, 2018


La noche inventa dioses/
arqueología pagana.

Contra el hilo hay un azul quieto
un sostenido
la cintura carga sus peregrinos
sus niños de arena,
algunos párpados se agolpan
a mirar el hilo quieto, la cintura
los olores solos
el sostenido.


Reconozco mis bordes y mis citas
la subasta del minuto indebido
los nombres y sus cerezos
las aliteraciones
Soy las hojas que suelo rechazar
y sus oximorones
Así escribo.


El verso es un triunfo relativo
un punto de la nada
un sino
un absoluto en la tormenta.


No hay Poesía serena, hay tempestad
en la boca de la inocencia.

Olvidaste cómo era que una mujer
te despertara en plena madrugada.
Aquí estoy, encarnada, desencarnada,
presa de ausencias y de alondras
cruzada por los cuatro vientos

Condenados a la casa Inicial
al cincel de la letra que origina
Migrando, nadie muda
Son sólo Tiempo y Palabras.


Si fuera todas la Palabras,
el agujero esencial me
atraparía y sería sólo
esa sombra sin Palabras.

15 abril, 2018


Hay nacimiento si hay cacería y tierra,
una abuela subyacente en un cordón
con el dictamen del agua y las mujeres
La obediencia del ombligo vaciará
cualquier sequía, y habrá nombre.


La luz se hace azúcar y fuego
y la escritura se desliza como agua
sobre la madera cuando el insomnio
se lleva este río de mí.


No nazcas para siempre, sé un naciendo
una felicidad sin fecha que anuncia el día
un conjuro contra las llagas y los muros
un grito que sangra pájaros y arena.

11 abril, 2018


Algo cruje y yo escribo
alguien vuelve su voz, y yo escribo
Nacen, bajan, tensan, y yo escribo
La hierba se repite, los actos se
amontonan, y yo escribo.
Juntando mis pedazos, cuando
nazco y el resto, yo escribo.


Arrojado por amor
come de ti.

A dentelladas de sombra me equivoqué,
duelen los hilos
los pronombres
las minucias

Cayó
había banderas deambulando
un tren de máscaras sin plaza
algunas criaturas partidas
botas sin tierra y sin palabra
no hay paños ni alivios
hay perros.


El día está, y eso es relativo,
destinado al asfalto, es un
hueco cayendo sin Palabras.
Vivimos y el mar no se entera.


Sacó la carta del espejo y
despegó su corazón, así vendrían
el pan y el vino.


Convertir la rebelión en espejo
y romper los derechos de mar.

08 abril, 2018


Habrás de soñarme, marinero
correr el destino unos pasos
en la dictadura de tu Fe
lejos  del rumor
sin itinerario, sin lazos
a unos pasos de mí, marinero.


Si todo termina en él y su Quijote, en las noches familiares del pan de casa con su vino y sus paredes de invierno protegido. Era dulce y ajeno el afuera, mientras el fuego de la hornalla y el Mundo eran, y nosotros calmábamos la sed de esta tierra bebiéndonos la sed.

Muestra sus animales
su cuerpo de pechos que hay
su manada de uñas
el hambre que sospecha
con los pies atados.


Si romper el mar
con las manos
alcanzara...

Es una pregunta en sí misma
una interrogación que
redunda
y se responde.
Un pájaro la posa.