Textos desde 2007 a la actualidad.

Brevedades. Que los Trazos sean flechas
como las que arroja el Inconsciente cuando
nos deja arrojados.
..........

Y el infinito Trazo se sigue escribiendo.

06 marzo, 2019

A los Pasajeros del Trazo.

Querida Gente, un aviso:
este Blog carga con lentitud, si eso les ocurre y les parece que se les cuelga, esperen, denle una oportunidad a esos tiempos, si lo desean, y así podremos concretar el encuentro.
……………………………..

Me gusta darle una oportunidad a la espera, ese trozo de silencio que siempre habita la Palabra, la creo también una manera de la Escritura.
Si se diera alguna demora será siempre, y entonces, una manera de mi Trazo en esa  otra Escritura. 

Muchas gracias a los Pasajeros del Trazo, a los declarados y a los silenciosos.
Agradezco amorosamente a todos los Pasajeros que sostienen con tanta lealtad su permanencia, soportando mis demoras y hurgando entre Los Trazos para recrear la Letra más allá de la Escritura reciente.

Que ruede la Letra, y que sea posible en su imposible.
Y por supuesto, siguen invitados siempre a vuelta de Pluma.
Mi Abrazo para todos ustedes.
Virginia.
LosTrazos.

Brevedades.

Que LosTrazos sean flechas como las que arroja el Inconsciente cuando
nos deja arrojados.
.......................................

Poemas al Trazo. Letras Breves.

Si la Poesía entrada Silencios da dos taconazos y nos deja
en el lugar más centrado de la Existencia,
es tan Poesía.
................................


Jirones y Brevedades. Bordes y desbordes de la Palabra .
Quien se deje ganar por la flecha del Inconsciente no importa con qué procedimiento lo realice, importa con qué  valentía lo cometa.
Hay Poesía si hay valentía cometida y la voz del ventrílocuo burlando la palabra vacía.
El Poeta se atreve a su ventrílocuo a su pesar, a contra-canon.
Des-trazar, descerrajar la Palabra para entregarla en jirones; desbordes en equilibrio Lírico, epopeya incorrecta, como todo lo Bello.
Entonces tan Bello, tan Poesía, si lo logramos.

Querían  mirarse sin que el ojo
toque las lilas
ella bajaba su cuerpo al mantel
él cortaba las vides
y ambos quedaron al borde de
una frase.

01 marzo, 2019


El quería un combate con el cuerpo de ella
Vencerla en plena arena y ser su héroe,
y que se derrumben todos los septiembres
entre la claridad y el fango.

27 febrero, 2019


Del lado relativo de la lluvia,
comprendiendo las horas
y sus minucias.
Si pudiéramos el Mundo, sería
la llave.
Y somos perros de los días entre
huecos tartamudas
que nos hablan desde el asfalto.

Ha pisado el fondo de su torso,
es insistente,
no eran heridas, era sólo una
rosa extraviada.

Ellos me quieren acá, del lado
de la Palabra, lejos de las trincheras, pero
la lengua es una guerra entre costados.
No hay sumisión en la Letra.


Les daremos los cuchillos,
la cuenta de cada corazón, y el miedo
que llevan las aguas.
Les daremos el infierno reverso y las
habladurías, los golpes debajo de las
raíces, y la cosecha de su siembra para
que desincrusten cada espina de los buenos
árboles. Y en señal de esta guerra para
siempre, les daremos la Historia
que no fue, hasta que lo único despojado
sea la mirada de los tiranos.

El Alma como un atlas, desplegada de Amor
y desamor. Hasta el Universo que vive
de su sombra, se detenía a mirar.

Desnudaba el hambre a la
hora de la sombra, era
un puñal herido.

14 febrero, 2019


Hay tantas manzanas, tantas Evas haciendo
su habitación o su dolor, sabiendo que han nacido
debajo de esos siglos.

Cincuenta soles prometidos para
una  gran espera, para ser esa Lengua
detrás del mismo abecedario.

A esa mujer la devoró un vacío.
La llamaban Mariyn.

Algunas vocales en la lluvia, la vereda de mar
a la hora de la siesta. Yo te leía aquel Poema,
vos me amabas. No debía la ferocidad romperle
paredes a la vida. Hoy el recuerdo me desviste
con un libro de Cortázar en las manos como
en aquel febrero de mar, "Salvo el Crepúsculo".

El hábito y la historia en la pared, donde apilamos
los umbrales, quienes nosotras,
las pecadoras.     

Un polvo entre lámparas pobres, un rayo cultivado 
en otro orden. Debajo, las manos, la magia de los
nombres, el éxtasis con ese olor a lo perdido.

05 febrero, 2019


A la hora del fuego y de las manos
alguien se llevó la traducción.

Éramos un algoritmo, una taza
de café, la Escritura anterior.
De cacería, buscando el nombre, éramos.

Otro pedazo regresa, la lección
aprendida, y el amor
de después.
Otro corazón llega, ciega y
pone luz en
la miseria.
Otro apellido que define tu suelo y
la tierra que pisás, pero
falta la mar.

Hijos del abrazo y de la sombra secaron
el vino sobre esa lágrima,
descalzos.

23 enero, 2019


Como cada Poema, ese incómodo
agujero, ese escalofrío que, a veces,
te echa de la fiesta.

18 enero, 2019


Ella creía en su camisa, en su tacto
en su sueño de satin.
Cada noche salvaba su refugio y ponía
madrugadas en las voces.

La calle de los cuerpos férreos sonríe
al amarillo frente a la fiesta de los
desconsolados. Vuelan pájaros de sangre
entre una a otra orilla.
Se van peces, vuelven escamas en la
calle de los oídos enjaulados.
Sujetá tu Poema,
pisá cielo e infierno, 
ovacionalos,
tocá las raíces y el horror, no retrocedas
la tinta va a tientas, no la dejes,
amá con el cuerpo y la Palabra,
si el árbol besa su roca, vos prendé 
las siete lunas de las verdades
y duro con eso
Escribí en la 
oscuridad de lo precario
respondé a tu madera y a tu madero,
la ausencia siempre duele a la medianoche
sé su juguete gritándola hasta quemarla
en esa Letra.

Pájaro que vuela
no muere.

Vedada, falible, intacta
un dejavoz de hierbas le marcaba
las estaciones.

14 enero, 2019


Lleva ese hambre de posguerra
y las heridas de un verano.
Quiere empezar y despedir como
hacen los gatos,
escribir en el jardín en el borde
de una noche,
a oscuras, escribir
bajo la luna, escribir,
como una recién nacida, escribir.


Vivir en la Palabra
en el calvario de ese fuego
en su opulencia.
Bastan esta boca y este
credo para descoser
los relojes y las lunas,
para contar los huecos
donde los días arden.

El abrazo se recita antes de convertirse
en silencio, antes de devorarte el vestido
y vencer el Mundo sobre la piel del frío.

10 enero, 2019


Ella eligió las Palabras: Mundo, nacer,
sílabas, la historia de los peces y los sacrificios,
las gotas pronunciadas en un sexo labriego,
el abrazo que multiplica lo perdido
ahora que el insomnio resucita la marea.

Sonora, perdida, indescifrable era
sombra traducida, un testigo mudo
una mano resuelta en otra mano.

08 enero, 2019


El desliz de un ojalá
el peso de los cuerpos hecho nombres
y la luna de a partes
No hay pedazos de lluvia
no hay arroces
los silencios se tocan en esa orilla.

06 enero, 2019


Hizo su trenza leve de peinar el agua,
ha reído sin ninguna razón,
ha balanceado su Universo entre la piel y el aroma.
Lee en su pollera: nunca más el tormento.

No es Poesía, es la serena
tempestad que baja, dulce,
por su Pluma.

01 enero, 2019


Llegó el 2019.


"Que el maquillaje no apague tu risa
Que el equipaje no lastre tus alas
Que el calendario no venga con prisas
Que el diccionario detenga las balas.
Que las persianas corrijan la aurora
Que gane el quiero la guerra del puedo
Que los que esperan no cuenten las horas
Que los que matan se mueran de miedo.
Que el fin del mundo te pille bailando
Que el escenario me tiña las canas
Que nunca sepas ni cómo, ni cuándo
Ni ciento volando, ni ayer ni mañana.
Que no se ocupe de ti el desamparo
Que ser valiente no salga tan caro
Que ser cobarde no valga la pena
Que no te vendan amor sin espinas
Que no te compren por menos de nada.
Que no te duerman con cuentos de hadas
Que no te cierren el bar de la esquina

Que el corazón no se pase de moda
Que los otoños te doren la piel
Que cada noche sea noche de bodas
Que no se ponga la luna de miel...
Que todas las noches sean noche de bodas
Que  todas las lunas sean lunas de miel..."


Un Sabina descontextualizado hasta el hartazgo para gritar al viento  una desiderata 2019, y que algo sea.
Y como siempre, que siempre esté la salud y que jamás falte ´pal puhcero que cada quien
tenga armado.

A todos los queridos Pasajeros del Trazo mi gratitud por la lealtad durante tantos tiempos y tantos Poemas.
Para ustedes entonces, Abrazo y esperanza de Palabra siempre.

Virginia.

29 diciembre, 2018


Los pájaros están comprometidos
con su vuelo
Nadie vuela por nadie
Día a día,
cada quien. sale
con su propio nombre en la mano.



Llega como otra, fuera del número,
en los Poemas borrados, con la casualidad
del alba. Quiere un dondequiera, los trozos
de una puerta vencida,
otra puerta.

Acaba de brotar en ese pájaro
asoma viva y viento
le alcanza la fragilidad
Se dejará de amor mil veces
descalza
esmeralda
aunque.

Era granada y faro
iluminada,
sacrificial,
cayendo de agua dulce en su satélite
el ombligo rodando
Otro mundo nace y viene con ojos
de mujer.

Dirigido el aguijón, aquí a mi centro
y yo que sólo como en los trozos
de un Poema.

Hagan llamar el día, con sus hojas
y sus madres, con sus paradas y sus
fronteras, hagan deletrear cada silencio
en sus cristales. Alguien pide ayuno de
autobuses, que callen los picos reunidos
que haya más cocinas hermanas.

Somos la misma puerta y todas sus llaves,
el cartel de prohibido y sus espejos
el conjuro mira, llama dos veces y mira
no encontró las palabras y sus leyes.


Coloca las siete cargas en la barca,
las degüella
hay fuegos de maíz y siglos.

25 diciembre, 2018

Navidad 2018/2019.

Tanta sombra desabrigando merece
una mañana, 
un charquito de luz,
una vereda mojada.
................................


Para todos ustedes, queridos amigos, guerreros de la Palabra y las Ideas, que con amorosidad pasan, leen, visitan esta orillas escondidas, que sostienen el fuego de la Letra y de estas Brevedades que pretenden síntesis y alcance, y uno nunca sabe. 

Una Navidad de veredas húmedas y descanso de tanta lucha del año he deseado para ustedes, para nosotros, un descanso para seguir en la epopeya de la vida y la Palabra.
 A todos Ustedes, queridos Pasajeros de Trazo, gracias por la permanencia amorosa, lumbre que sostiene, y este gran abrazo.

Virginia.

11 diciembre, 2018


Escribo
soy mujer de delirios y de azar,
muelo lunas y madrugadas,
y a la hora de los vestidos
marcho desde mi escote a moler
Palabras.

Bebe lluvia, reza su voz en
silencio
Tendida sobre la medianoche
toca vencer y escribir unos
versos
descosidos
Tan enhebrada quedó a esa
camisa.

Mira
ahora es refugio y trinchera
Mira
y se vuelve montón
espejo,
acto.


Quedaron con el cuerpo afuera
No debían romper la rosa.