Textos desde 2007 a la actualidad.

Brevedades. Que los Trazos sean flechas
como las que arroja el Inconsciente cuando
nos deja arrojados.

06 julio, 2009

No viajé destierros, no esparcí oréganos en
campos, ni la piel del lomo de un leopardo
fue mi mantel de lana ausencias.
Qué mesa te tiendo. Guardé la rosa,
ese fue el viaje.

2 comentarios:

lobo rojo solitario dijo...

y vengo y no me puedo quedar callado. a veces parece q está todo dicho, pero cdo se apaga el silencio, la palabra sencilla brota... fluye y me nutro en tu lar de Madre - trigo - nostalgia - mientras el azar desordena y el esperma/milagro dador de vida duele emboscada (q fuerte suenan estas dos palabras juntas) más abajo - arriba - al costado - al este o al oeste Einstein sueña arropado entre el espacio y el tiempo (q divertido es armar y desarmar estos puzzles esenciales) Virgin gracias por pasar a ver al lobo solitario.

Virginia Edit Perrone. dijo...

Me emocionaste, Eduardo.

Y recordá que las Palabras son tuyas, y siempre nacen en actos solitarios pero luego conversan con otras Poesías, con otros Poetas. Pero el caudal es tuyo.

Este comentario tuyo es un obsequio que me dejaste en la puerta misma del Alma, una verdadera reescritura que hiciste al leerme. Y eso siempre da esperanza, si otras Palabras aparecen en los demás significa que algo del orden de la Palabra ocurrió. Y es lo que se desea.

Igual, lo única que vale es machacar en el silencio y seguir trabajando tanto, porque no alcanza nunca lo que por momentos uno cree que alcanza.
Te abrazo.
Virginia.