Textos desde 2007 a la actualidad.

19 abril, 2014

Huyó de esas manos
del alarido de esos ojos
hambre sin fin hasta el fondo
sin fondo.
La ternura no duerme sobre
el golpe
y el arrebato nunca duerme
cede la noche al ojo despierto
que lo encubre.

No hay comentarios: